Mal uso de los antibioticos

Es habitual que los practicantes de la ornitología deportiva sean proclives al suministro de forma generalmente empírica de antibióticos a sus pájaros, especialmente en la época de crianza y de manera puntual durante los primeros días de vida de los pichones en el nido, o cuando creen observar algún síntoma de enfermedad que sospechan pueda tratarse del inicio de un foco de infección bacteriana.

Suelen administrar “de oído” cualquier antibiótico de amplio espectro que algún criador “enterado”, les cuenta que les resolverá sus problemas, todo ello sin consultar previamente al Veterinario especializado que seguramente hubiese identificado el origen bacteriano de la infección, mediante un antibiograma, que no es otra cosa que después de realizar un cultivo de tejidos de los pájaros enfermos o recién muertos, enfrentarlo a la acción de distintos antibióticos para conocer y poder comprobar cuál de ellos será el más indicado para combatir la enfermedad.

Este proceder sin control veterinario suele provocar en numerosos Aviarios, que las bacterias y los microorganismos patógenos muten y desarrollen resistencia a los antibióticos.

La utilización de antibióticos fuera del control de un Profesional, ha agravado el problema de la resistencia bacteriana y que es preocupante que cada día sea mayor el número de enfermedades que no responden a la acción de los fármacos diseñados para combatirlas, consecuencia de la pérdida de cualidades curativas de los antibióticos habituales, debido a tratamientos efectuados previamente sin control y sin tan siquiera administrando la dosificación correcta, ni la duración del tratamiento.

Las recomendaciones son claras. En nuestro caso acudir al Veterinario ante cualquier cuadro patológico o foco infeccioso que se presente en nuestro criadero, para seguir puntualmente las pautas de tratamiento que se instale, sin abandonar ni interrumpir el tratamiento indicado.

Sólo así, con un diagnóstico acertado, una medicación correcta, un meticuloso uso, una posología escrupulosa y el fiel cumplimiento de la duración del tratamiento prescrito por un Profesional, evitaremos el progresivo aumento de la resistencia bacteriana transferible y por consiguiente mejorará la salubridad en nuestros Aviarios.

© Alfonso Barba

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s