El punto negro

Muchos canaricultores han oído hablar del Punto Negro y, lo que es peor, han visto corno sus pájaros morían por este problema. Sin embargo, a pesar de la amplia distribución de la enfermedad, se conoce muy poco sobre la misma. Lo que sí se sabe con certeza es:

– El punto negro que aparece en el lateral derecho del abdomen es la vesícula biliar congestionada. Una vez que el polluelo se muere se rompe la vesícula saliendo la bilis al ex-

tenor y oscureciendo toda la pared abdominal.

– Afecta principalmente a polluelos.

– Las aves nacen ya con el problema.

Actualmente se desconoce si se trata de una enfermedad contagiosa (vírica, bacteriana o fúngica) o un problema metabólico. Recientes investigaciones realizadas en Estados Unidos parecen demostrar que se trata de un circovirus, pero aún es necesario seguir estudiando este problema para poder aclarar por completo su naturaleza.

En cualquier caso, en los aviarios afectados se debe proceder de la siguiente manera:

– Escrupulosa desinfección de las instalaciones, así como de todos los utensilios que rodean a los canarios.

– Administración de vitaminas y probióticos para fortalecer sus defensas.

– Aumentar la ventilación de los locales y disminuir la densidad de las aves.

– En situaciones parecidas en psitácidas (ejemplo: papovavirus en periquitos) se aconseja reducir el número de puestas o no criar durante ese año.

Existen aves que unos años manifiestan el problema y, sin embargo, otras temporadas crían con toda normalidad. El año pasado recibí una pareja de canarios de color que había tenido bajas entre sus polluelos por esta enfermedad. Una vez en mi poder me limité a darles complejos vitamínicos y probióticos, además de una alimentación variada. La primera puesta fue de 4 huevos: 2 fértiles y 2 infértiles. A uno de los polluelos le tuve que ayudar a nacer, muriendo al día siguiente sin mostrar la vesícula biliar congestionada (punto negro), mientras que su hermano se desarrolló con total normalidad. La segunda postura también fue de 4 huevos, de ellos 3 fértiles: un embrión murió a mitad de desarrollo, sin embargo los otros dos nacieron sin dificultad y se desarrollaron perfectamente. En resumen, ninguno de los polluelos mostró la enfermedad, cuando la temporada anterior 4 polluelos de la misma pareja murieron con punto negro.

Son muchos los interrogantes que quedan por responder:

– ¿Qué factores desencadenan la aparición de la enfermedad?

– ¿Cómo se produce el contagio?

– ¿Cuál es el período de incubación?

– ¿Cuál es el tratamiento?

Parece evidente que los antibióticos no resuelven el problema, por lo que habrá que buscar sustancias que eleven las defensas de los canarios y sean ellos mismos los que venzan a la enfermedad.

Aprovecho la oportunidad para hacer un llamamiento a todos aquellos canaricultores que han sufrido este problema y quieran intercambiar impresiones.

Por Enrique Moreno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s